Guia para salir de Japón

Porque salir no es más fácil que entrar


Nadie te prepara, nadie lo sabe. Es un proceso que para cada persona es diferente. Incluso antes de hacer algo, tienes que aceptarlo, te vas. Decides que es hora, o alguna otra razón te ha hecho sacar la maleta del armario (te estoy mirando Covid-19). En cualquier caso, es hora de hacerlo. Pero, ¿cómo empiezas? Espero que mi experiencia pueda ayudarte. Fue un camino largo, y mucha lucha, tratando de no cometer ningún error, a pesar de que se cometieron muchos errores. Esta es la lista de cosas que debes hacer para estar listo para irte de Japón. Todo desde mi propia experiencia.

Nota: si eres un estudiante o un residente a corto plazo, muchas cosas no se aplicarán. Tienes suerte de hacer menos. Créelo.

1. Habla con tus amistades: A veces simplemente estás pasando por un momento difícil y hablar con tus amigos u otros "gaijin" en la misma situación que tú es realmente útil. A veces todo lo que necesitas es hablar de ello y escuchar otros puntos de vista y experiencias. Si te convencen de quedarte, no es necesario que sigas leyendo este artículo. ¡Disfruta Japón!


2. Repaso a todas tus pertenencias: Decidir qué quieres llevar contigo cuando llegues a casa. Y esto es lo primero que tienes que hacer, deshacerte de tus cosas y enviarlas a casa. Enviar tus cosas a casa, fácil de decir, caro de hacer. Créeme en esto, si puedes volver a comprarlo con dinero, no lo pongas en la caja. Cometí ese error una vez. Ropa usada, camisas al azar ... Solo si es ropa de edición limitada, o tienes espacio en la caja, ponla. También servirá de cojín para el resto de cosas. Y esto funciona para todos los artículos, si es de edición limitada o manualidades, mételo en la caja. Para los estudiantes, los cuadernos y resultados de exámenes y libros de texto, si lo deseas. En mi caso, fueron libros de fotografía de mi sensei, y mis propios proyectos impresos, libros de fotografía y negativos. Artículos de valor sentimental, que

tienes ganas de llorar cada vez que los ves. Pero ten cuidado, existe la posibilidad de que el paquete se pierda (como las maletas en el aeropuerto).

a. Para enviar sus pertenencias a casa, puede usar servicios privados, pero lo más común es ir a cualquier oficina de Japan Post , completar muchos documentos y enumerar todo lo que tienes dentro de la caja.


3. Dejar el trabajo: Parece obvio pero aún así, tuve que mencionar esto. Notifica al menos con un mes de anticipación, y esto funciona para casi todos los avisos que debes dar antes de salir de Japón. (Conozco a alguien que le dijo a la empresa, mañana vuelvo a mi país, y nadie lo volvió a ver)


4. Notificar a inmigración: De ambas cosas, si tienes una visa de trabajo. Primero debes notar que renunciaste a tu trabajo y luego que planeas irte de Japón. Y ten por seguro que si vas al aeropuerto te preguntarán, y si no tienes trabajo le ponen un agujero a tu tarjeta de residente y pierdes tu visa de trabajo. Además, asegúrate de tener una visa válida en el momento de salir de Japón. Si llegas al aeropuerto con una visa vencida, es posible que te prohíban el reingreso a Japón durante años. En inmigración, pueden emitir un estado de residencia de visitante temporal, hasta que salgas de Japón.


5. Cancela el apartamento: O habitación en share house. Tienes que avisar al arrendador por lo menos acerca de dejar el lugar con un mes de anticipación. De nuevo, es posible que tengas problemas si estás planeando irte por un mes o dos, de todos modos debes notar que regresarás en un par de meses (si solo vas de vacaciones fuera). Tendrás que llenar algunos papeles y ellos tendrán que hacer una inspección después de que salgas del apartamento, así que asegúrate de tener un par de semanas adicionales antes de irte (solo usa ese tiempo para viajar por Japón). Y limpia todo el lugar como si fuera nuevo, para que puedas recuperar parte del dinero de tu depósito el próximo mes. Además, cancela los servicios (gas, luz, agua, internet-teléfono)


6. Todas tus cosas: Si vive en una casa compartida, es más fácil. Solo dale todas tus cosas a tus compañeros de casa, ellos también estarán felices. Y es uno de los mejores sistemas de reciclaje de artículos. Lo que era de otro, ahora es mío y puede ser tuyo a continuación.

  1. Si vives solo/a, este paso se complica. Tienes que deshacerte de todos tus muebles y cosas que amontonaste durante tu estadía en Japón. Cuando arrojes cosas, asegúrate de seguir las reglas del vecindario sobre el lanzamiento de artículos grandes y sigue su calendario. Probablemente tendrás que reservar un servicio de recogida para artículos grandes, como la cama o escritorio. Cada ciudad tiene su sistema, por lo que puedes consultar en el sitio web de su ayuntamiento sobre el reciclaje y el lanzamiento de artículos.

  2. Tiendas de reciclaje: Vaya a las tiendas de reciclaje del barrio con fotos de tus cosas y pregúntales qué pueden darte, o ...

  3. Sayonara sales: Hay grupos de Facebook para extranjeros que se van de Japón o simplemente se deshacen de cosas viejas. Compruébalo, también si te mudas a Japón, a veces encontrarás fantásticas ofertas.




7. Pagaa tus deutas en el ayuntamiento: Además, debes notificar al ayuntamiento donde vives, que te vas a mudar. Y puedes utilizar el mismo día para hacer frente a todas tus deudas. Este es probablemente el más importante para los residentes con visas de trabajo. Si sales de Japón con deudas, la próxima vez que vengas te estarán esperando para pagar tus deudas y, en casos extremos, es posible que te prohíban el reingreso a Japón. Para estudiantes o para períodos cortos, no importa la pensión, pero lo más probable es que pagues un seguro médico. Por si acaso, trae todos tus documentos y contratos. Probablemente pasarás toda la mañana aquí, y será mejor que llegues temprano. Lo hice todo de una vez. Aviso de mudanza, seguro médico y sistema de pensiones. Y resultó que pagué más impuestos de los que esperaba, así que me fui con algo de dinero extra.


8. Cierra tu cuenta bancaria: Después de hacer frente a todos los pagos, asegúrate de hacerlo. Además, si te devuelven el dinero del depósito del contrato del apartamento, estás listo para cerrar la cuenta bancaria y retirar el dinero que quedaba.


9. cambia tu dirección en la oficina de correos: Antes de mudarte, también debes advertir en la oficina de correos de Japón que te mudas fuera del país. Te pedirán otra dirección japonesa aunque te vayas del país. Tendrás que dar la dirección de alguna amistad o, si eres estudiante, la dirección de la escuela. Para los inquilinos de casas compartidas, simplemente déjalo así, y algún otro compañero de casa te dirá si llega algo (generalmente spam o facturas olvidadas). Pero esto fue muy importante para mí, ya que los paquetes que envié a casa, regresaron a Japón, una semana después de que salí del país, por suerte que di la dirección de mi amigo. Finalmente conseguí mis cosas conmigo (no todas).


10. Canceancela el contrato de teléfono: Puedes hacer esto incluso el día antes de tu vuelo. Solo tomará unas pocas horas por la mañana y puedes dar la cuenta bancaria de tu país de origen para pagar la última factura de teléfono. Fue muy fácil.


11. El agujero en el corazón: Pero con la última cancelación, llega el vacío. No hay vuelta atrás, te vas. Te has despedido de todos tus amigos, ya no vives en la casa compartida. No más noches de fiesta, amigos de copas en izakaya, no seres queridos. no quieres terminarlo. La última noche, sola/o (o no), en la habitación del hotel, arrepintiéndote de todas tus decisiones. No quieres irte, pero te decidiste, eres fuerte. Hasta que en el aeropuerto un amable anciano oficial de seguridad de inmigración te dice: ¿está seguro? - y luego no puedes aguantar más, y lloras todo el camino hasta que te das cuenta de que te has ido.

4 vistas0 comentarios